martes, 16 de julio de 2013

La verdad sobre el caso Harry Quebert, por Ronald Rodríguez Vargas @ellibrero

@ellibrero
Ronald Rodríguez Vargas*
@ellibrero

La verdad sobre el caso Harry Quebert


Es la novela de la que todos hablan en la actualidad en Europa y comienza su ascenso entre las más vendidas en América. En Francia solamente vendió 750 mil ejemplares y se ganó el Premio Goncourt des Lycéens, Gran Premio de Novela de la Academia Francesa y Premio Lire a la mejor novela en lengua francesa. Lo escribe un joven suizo de 27 años, Jöel Dicker, que por su prosa, en lo que seguramente es un exceso, ha sido comparado por Nabokov, Roth, Franzen y hasta Woodie Allen.

Es un thriller fascinante. Una historia de amor en medio de una investigación policial, y una clase magistral permanente de cómo escribir libros, bemoles con editores, editoriales y marketing incluidos, que atrapa desde su primera página. Lleno de suspenso y giros finamente manejados por el autor como para darte más de un desvelon a lo largo de sus 700 páginas, aunque de profundidad no haya mucho. Es puro entretenimiento. Sus diálogos, la mayor parte del libro, no serán recordados para nada una vez se termina de leerlo. Eso sí, las conversaciones telefónicas entre el protagonista y su mamá son desternillantes.

¿De qué va la trama? En Aurora, un apartado pueblo New Hampshire, en la casa de un reputado y laureado escritor (Harry Quebert) se encuentran los restos de una joven (Nola Kellergan) -¿Ángel, Demonio?- desaparecida 33 años atrás. De inmediato se convierte en el principal sospechoso. El hecho saca a la luz una relación amorosa de entonces cuando la víctima y el presunto victimario rozan los 15 y 33 años respectivamente.

Durante semejante atajaperros llega a Aurora a la casa de su mentor y amigo, con el síndrome de la página en blanco, un joven escritor (Marcus Goldman) en busca de consejo, ayuda e inspiración para escribir lo que debería ser su segundo gran bestsellers. Es 2008 meses antes de la elección de Barack Obama como presidente de USA.

Investigar la verdad de los hechos, quién mato a Nola Kellergan, exculpar o comprender al maestro en su circunstancia, se convierte en el sino de vida de Marcus y el libro tan necesitado para atender las obligaciones legales que le atan a la editorial que lo promueve, le ha adelantado 1 millón de dólares y le ha puesto como plazo de edición octubre antes que la elección presidencial cope todos los titulares de prensa y el interés de la nación.

Escrito con precisión cinematográfica –ya se negocian los derechos para una película- y en cuatro épocas distintas nuestro autor y protagonista descubre que en todo pueblo pequeño el infierno es grande y cada uno de sus habitantes tiene su propia historia; Una historia que directa e indirectamente tiene vinculación con la de la quinceañera, el literato y el mismo.



Anaqueles
Las librerías de la ciudad, Europa Costa Verde en particular que es la que visitamos con más frecuencia, se potencian con nuevos títulos de cara a la temporada vacacional que se avecina. “Federico en su balcón” (Alfaguara) obra póstuma del escritor mexicano Carlos Fuentes; El Premio Alfaguara de Novela 2013, “La invención del Amor” de José Ovejero; “Nosotros todos” (Oscar Todtmann Editores) Manuel Acedo Sucre; Diez Mujeres (Alfaguara) Marcela Serrano; Esa noche llamada muerte (Libros El Nacional) de Tomás Angola Heredia.

@ellibrero

No hay comentarios: